GuiaLimpieza.com
GuiaLimpieza.com
En Google Play En la App Store

¿Cómo limpiar los techos de nuestro hogar?

A menudo pasan desapercibidos durante las tareas de limpieza, pero los techos son un elemento muy importante dentro de la higiene de nuestro hogar.

22 jun 2016 en Limpieza de casa - Lectura: min.

limpieza

Los humos de las comidas diarias o de la propia chimenea durante el invierno dejan huella en el techo de nuestra vivienda, que va perdiendo su color para tornarse amarillo o grisáceo. Incluso la condensación de agua que se produce en el interior de las casas puede ensuciarlos, originando manchas de humedad que también se concentran en los techos.

Por todo ello, la limpieza de los techos debe formar parte de las tareas de limpieza habituales, ya que esta labor implica su higienización y saneamiento. Pero no todos los techos se limpian de la misma manera; dependiendo de cómo sean, así tendremos que limpiarlos.

Los techos de pintura presentes en la mayoría de las estancias de nuestra casa se limpiarán varias veces al año con un trapo seco que podemos atar al palo de la escoba. De este modo, eliminaremos los restos de polvo y las pequeñas telas de araña que sueñen aparecer en las esquinas. Normalmente, la pintura de los techos no es lavable, por lo que solo los limpiaremos con un trapo seco, a no ser que tengan manchas. Si es así, tendremos que averiguar qué tipo de manchas son. Si son de moho o humedad, lo recomendable es que apliquemos un producto fungicida sobre la zona y que, cuando este se seque, pintemos todo el techo para sanearlo.

Si lo que tenemos son manchas de tabaco, humo, grasa y demás, como salpicaduras de comida, tendremos que pasar una bayeta mojada con agua templada y vinagre, o limón, para tratar de eliminarlas. Si la pintura no es plástica, seguramente nos la llevaremos. Por eso, lo mejor es que limpiemos a conciencia las manchas y volvamos a pintar el techo para que no queden cercos.

Pero ¿qué pasa si tenemos techos de azulejos? Normalmente este tipo de techos se encuentran en cocinas y baños. Si nuestro techo es de azulejos procederemos a limpiarlos con agua templada y jabón neutro, aunque también podemos añadir, en lugar de jabón, un poco de vinagre.

Las juntas podemos cepillarlas con un viejo cepillo de dientes que tengamos en casa. En los supermercados hay diferentes limpiadores de juntas que eliminarán la suciedad acumulada en esa zona. Cuando estas estén secas, podemos repasarlas con un blanqueador de juntas para dejarlas blancas. Si tenemos moho o humedad en los azulejos y las juntas, procederemos como en el caso de los techos de pintura: aplicaremos un producto fungicida.

No suele ser lo habitual, pero podemos encontrarnos casos en los que el techo también esté cubierto de papel pintado o de madera. En estos casos, tendremos que limpiarlos con un trapo seco para eliminar el polvo. Habrá que cerciorarse de que bajo el papel o la madera no hay humedad. Si ello es así, tendremos que quitar el papel o los paneles de madera y aplicar un producto fungicida. Las manchas del papel podemos tratarlas con una goma de borrar. Para quitar las presentes en la madera tendremos que usar un producto específico para madera, aunque también podemos emplear un poco de agua. Para proteger este techo tan delicado, tendremos que vigilar también el estado del barniz, tratándolo cuando este esté viejo o deteriorado.

Por último, los techos de las terrazas y demás espacios exteriores podemos sanearlos con un limpiador de agua a presión,que podemos encontrar en cualquier gran superficie. De este modo, eliminaremos los restos de polvo y suciedad acumulados durante todo el invierno. Si nuestra terraza está acristalada, no debemos olvidarnos de limpiar los cristales exteriores. En este caso, lo mejor es que llamemos a una empresa de limpieza especializada para evitar llevarnos algún susto.

1 Me gusta

Deja tu comentario

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: Verticales Intercom, S.L.
Finalidades:
a) Envío de la solicitud al cliente anunciante.
b) Actividades de publicidad y prospección comercial por distintos medios y canales de comunicación de productos y servicios propios.
c) Actividades de publicidad y prospección comercial por distintos medios y canales de comunicación de productos y servicios de terceros de distintos sectores de actividad, pudiendo implicar la cesión de los datos personales a dichos terceros.
d) Segmentación y elaboración de perfiles para finalidades de publicidad y prospección comercial.
e) Gestión de los servicios y aplicaciones que proporciona el Portal para el Usuario.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: Se prevé la cesión de los datos a los clientes anunciantes para llevar a cabo su solicitud de información sobre los servicios anunciados.
Derechos: Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos u oponerse al tratamiento de los mismos o a alguna de las finalidades, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en guialimpieza.com/proteccion_datos

Si te ha interesado, aquí tienes más